Seguimos Subiendo En La Carrera Al Recuerdo “Chicho”

*Nota de Cortesia: Rene Burbano

Compañeros, si recorrimos juntos muchos lugares, nos empoderamos de las medallas que un día nos entregaron, como reconocimiento del Cesmag, jóvenes tal vez, aun unos niños, corrimos en el estadio Libertad de Pasto, pueblerinos, a mí y a él nos acogió mi tío Flavio, era una causa justa y noble, madrugábamos y no íbamos a pie desde Tamasagra, frente a l acapilla de el niño Jesús de Praga, a quien a diario nos encomendábamos en las futuras carreras, Leyder Henríquez “CHICHO”, ese fue el hombre que a pesar de su juventud, andaba por ahí de buena manera juntando equipos de futbol para salir a competir a Salinas, Taminanguito, en el Páramo, y en el viejo estadio de Taminango, en donde hoy por hoy está el coliseo cubierto y la piscina, al igual que el sitio reiterado de la biblioteca municipal  y la banda misma, ese era el, de tez puntiaguda, triangular, de una nariz prominente por el esfuerzo hecho por el atletismo, vaya, porqueéramos atletas de fondo, élamaba lo que hacía, yo no podre decirlo de la misma manera, pero si lo acompañe, llegamos a ir con el loco, también denominadopor su gran amigo Fabián “marolo”, la pedorrera, íbamos hasta Panoya, ida y regreso, trotando, eran más de treinta kilómetros, pero no nos hacía mella, él era súperjuicioso, de poco trago, pero sí de rumba, su amor eterno Martha, se llevaban y como todas las parejas, discutían, y demás, él fue medalla de oro en lo cinco mil metros, y los tres mil, yo medalla de plata en los cinco mil, y medalla de oro en los diez mil en la ciudad de pasto, era noble, cuando por algunas circunstancias de la vida, alguien de los compañeros de Taminango se quedaba, Eliecer fosforito, Ernesto, chiqui, y demás del grupo del gran profesor Tacan, este se preocupaba, quería que todos llegáramos de las manos juntos, pero era algo muy poco posible, mantenía un paso de locos, en la unión, él se la gano la carrera, fueron los mejores atletas de la época, era la década de los noventa, pero él era un fuera de serie en nuestra tierra, muchos hablaban de él, lo consentían y se lo admiraba, en Taminango se celebraba la maratón atlética el 30 de diciembre, iban de otras partes, y todos los atletas del pueblo, como Arturo, Mariño, y muchos más, pero él se destacaba, este la ganaba, salíamos desde el parque al lado de la vieja zapatería de don Herminsul cuervo, bajábamos por donde don gira negro, la antigua casa tienda laen, girábamos por donde el Juan CarlosMartínez, bajamos por donde el reconocido y ya en su tumba, don Hernando mono, el tarairarairaira, de don Edilberto, si, llegábamos donde hoy por hoy está la casa de los Samacas, don miguelito y su familia, por ahí también queda la increíble Baticueva, la casa de los sorprendentes superamigos “la del viejo Héctor Pate mote”, todos esos personajes aún recuerdan y siguen admirando a este ser que con su corta edad nos enseñó la fortaleza y la perseverancia, perseverancia que se vio refleja en el ejército y en su carrera del Sena, todo para poder ayudar a su familia,  en primer lugar a su madre doña Magola, sueños truncados, que más tarde contaremos esta vil historia.

Seguíamospor los lados de don Rodrigo jurado, dábamos la vuelta donde fue el antiguo centro de salud de nuestro amado municipio, seguíamos el trayecto hasta llegar a la casa de la divina, como la describía el mismo, que linda la Andreina Araujo en su niñez, ahí estaba su gran compañero Fabián, le comentaba a su gran amigo, su gran camarada, determinándose el uno al otro como pedorreras. Se llegaba a la esquina de doña marina, aun sin ese nombre clásico la esquina del movimiento, en donde muy cerca sucedieron los hechos, se subía por la casa de don Gildo de mil colores, se pasaba por donde don Wertino, don Felipe Narváez  y se llegaba a la esquina de doña Irma (QPD), esa esquinatenía una pendiente sencilla pero bien harta, ahí se vislumbraba la cuesta de la calle principal, muy cerca quedaba mi hogar, el viejo hogar del palo de Naranjo y mi primer árbol de mísperos, al frente don Jeconias romero, era el que curaba las cuerdas y lesiones, al igual que el viejo chepe celador, quien un apretón de manos era increíble el dolor que se sentía, en ese iniciotambién se ubica la casa de la familia famosa los patojos, don José rejero, hasta llegar a la intersección que se sube en la actualidad hacia el hospital, antes la escuela  de varones, sigue la subida, por ahí nos encontramos a don ángelrodríguez, a los calvaches, su combo marino, olmedo, Pizarro y el Jorge culo de tela personaje con su léxico y labia, en la intersección de la calle caliente donde estaban los Pombos, los Tenorios, don chepe fosforito, actualmente es la calle donde se hospeda la policía nacional, seguimos subiendo en la carrera al recuerdo, aquel recorrido le dio el nombre y exaltación a este personaje en su tierra, subía como Nairo en la actualidad, tranquilo, mientras el resto se esforzaba, se llegaba donde se ha ubicado siempre la droguería de don Arnulfo guerrero, ahora de su hijo Ilder, se llega a un leve plan,  para llegar a la antigua federación de cafeteros de don Ulises jurado, él nos patrocinó salidas, y nos llevaba hasta gratis a competir, ahí contiguo los inmortales billares el prado, la esquina de don Arleyo, para lograr cruzar hacia la galería, antigua cancha de futbol del barrio el prado, esto es de locos, pero seguíamos ese recorrido, para llegar a la carretera, para bajar y llegar a donde don Arístides, ahí recuerdo a Yamile, linda niña, lindos recuerdos, seguíamos bajando y pasábamos por frente de la escuela de niñas, llegábamos a la esquina de don marcos ortega, para pasar por donde mi tía libia y la casa de don Hermes augusto Calvache estrella viudo de Martínez casado cinco veces, y la de don peregrino muños, un personaje del cine y de la radio comunicación de nuestra historia, pasábamos por detrás de la iglesia por las residencias de don Ovidio kinko y de la casa de el profe Herminsul cuervo el agrónomo y filósofo de la vida, la esquina de don panadero y el parquecito de la drogueríaantigua de don Girardot  cuervo, y seguía de nuevo el recorrido desde la salida, durante más de veinte vueltas, eso era de locos, dele, que dele, pero ese trayecto creo en nuestro municipio se convirtió en algo trascendental en la historia, abrió puertas hacia unos jóvenes deportistas, en especial a estepersonaje víctima de violencia , Leyder, porque también se recuerda el sexo femenino con Edilsa Rendón, otra joya de este deporte, pero durante las fiesta, en aquellas fiestas que se corrían cada año, uno de ellos marco la brutal historia del silencio absurdo de la muerte.

Su madre Mogola, tenía una caseta al frente de la esquina del movimiento, su hijo en plena celebración de fin de año, y de paso salió de saludar a su madre, paso por determinado lugar, miro  a quien en un momento quiso raptar el local de su madre, este con su sencillez y buenas palabras adujo una solución al conflicto vivido, para que no  se volviera a repetir, pero el infortunio y el licor, y no saber que más, aquel asesino en potencia, tomo su arma, y sin pensarlo clavo su arma en su corazón, corazón lleno de esperanza, de amor y de un futuro que aún lo imagino al escribirlo…paso lo inesperado, el silencio arropo un primero de enero, la muerte sacudió el pueblo, y la incredibilidad se arropo de los que lo conocieron, la muerte había acabado con las zancadas del destino del atleta…su historia había terminado, pero que su leyenda surgía en un lugar pequeño, lleno de muerte, violencia, y sicariato, esa fue nuestra cruel realidad, y la realidad de quien en vida fue el atleta de la vida, ese joven que partía, partiría la historia en dos de dolor e incertidumbre, su entierro como todos, pero con gran cantidad de gente, vestido con su camiseta amada del deportivo Cali, hincha fiel, que ya no se volvería a ver recorrer las vías del municipio y la de muchos otros lugares, ese ser que en su afán de superación, de conciliación, de amar a su madremás que nada, llego a un fin tan absurdo de violencia, quedo su recuerdo y su historia, nos hizo gozar al verlo y recordar como sobre sus zancadas lleva los pasos de nuestra imagen Tamiangueña, de decir que si podíamos surgir, y que en un segundo del maldito destino, su vida fue truncada, si él es Chicho, aquel que si de alguna manera las épocas son diferentes, muchos de quienes logramos conocerlo, sabemos de sus capacidades, de su influencia en los niños, jóvenes y demás personas al verlo correr, es el mono, de pelo amarillento, de cara blanca, nariz prominente, su contextura delgado, y sus pulmones dos máquinas de locomotora, así era el, pedorrera, sonreía en la esquina del padre, la del atrio de la iglesia, la de los partidos de futbol de buen compañero, de buen estudiante, de ser símbolo histórico, al marcarlo lavida con la señal de la muerte, a un ser que su vida era tranquila, pero que la intranquilidad de la sociedad le arrebato su destino, para aquellos que aun quieran saber, no ha salido aun otro atleta de este tipo, y aun así, la vida lo seguirá esperando, para poder seguir contando su historia de vida, ejemplo enla muerte, por equivocarse al escogerlo…gratitud Leyder, CHICHO,  tu historia está escrita.

RENE RODRIGO BURBANO ARTEAGA – ARE1808
YULIANS RIVETH BURBANO C. MI COCHO.
TAMINANGO-POLICARPA-NARIÑO

@LaCalidosaFm #LaCalidosaFm

Leave a Reply